Mindfulness – Atención Plena

MR61

 

MINDFULNESS: ATENCIÓN PLENA

Mindfulness significa “mente centrada”, “meditación atenta”, “atención plena”. Se pretende adquirir habilidades para centrarnos en nosotros mismos sin poner etiquetas, sin referencias del pasado ni del futuro, sin hacer juicios ni pensar en otras cosas. Sólo hacer la experiencia del momento, del aquí y ahora tal como es. El objetivo es la práctica de la meditación guiada, profundizar en el saber estar en plenitud en nuestro presente, y aprender a reconocer nuestras emociones y percepciones de nuestro cuerpo, tanto en relación con nosotros mismos como con nuestro entorno inmediato.

Mindfulness: La meditación atenta.

A lo largo de nuestra vida no dejamos de respirar, es unos de los actos que nos une más a la vida. Sin embargo, raramente somos conscientes, a no ser que nos ahogamos o que una enfermedad respiratoria nos amenace. Si nos detuviéramos a sentirla, notaríamos como el aire circula, entrando y saliendo de nuestro cuerpo. Así es como nos hacemos conscientes de la respiración, lo que pasa, es que no le hacemos caso, la hemos convertido en un acto rutinario y sin importancia.

A menudo, comemos sin darnos cuenta de lo que comemos. Con las tomas, nos olvidemos que, para caminar por esta vida nos han dotado de un cuerpo … un irrepetible y delicado cuerpo, que debemos cuidar conscientemente. Con el oído pasa lo mismo, escuchamos multitud de sonidos, pero no hacemos caso prácticamente a ninguna. Sufrimos una sobrecarga auditiva que hace que al final convertimos los sonidos en un ruido. A menudo nos hablan y no estamos al caso. Estamos empeñados, que no ponemos prácticamente atención a nada. Con la visión pasa algo parecido, miles de estímulos invaden nuestros ojos, sin embargo, nos fijamos en pocas cosas. El cerebro se ha acostumbrado a una rutina, y no sabemos salir de ella. Vemos, escuchamos, tocamos, olemos …. en base a una experiencia pasada, que hace que no nos fijamos prácticamente en nada, sólo en el mapa cognitivo que hemos ido programando a lo largo de los años. La meditación atenta nos devuelve a la naturaleza. Cualquier acción que hagamos, como comer unas pasas puede convertirse en un objeto de meditación: Primero las observamos atentamente, después entramos en contacto táctil con ellas, incluso las acercamos a la oreja para fijarnos en su sonido. Si otros pensamientos entran en nuestra mente, los apartamos amablemente, y volvemos a la observación atenta de las sensaciones que nos despierta. Después saboreamos la pasa en cuanto entra en contacto con el paladar.

El aquí y el ahora … y el Ego.

A medida que crecemos se va formando una idea de nosotros, basada en el acondicionamiento de las experiencias de la vida, tanto a nivel personal como cultural o familiar. A esta idea básica la llamamos “ego”. Algunos autores también la llaman “fantasma del ego”, y es una creencia, no una realidad. En parte la desarrollamos nosotros mismos a medida que crecemos, y en parte nos viene proporcionada por el que sentimos o se dice en el entorno cultural. El ego es actividad mental constante ya menudo frenética, que sólo puede funcionar en base al pasado y las expectativas del futuro. Para el ego el presente es poco importante, está centrado casi exclusivamente en el pasado, y en las conjeturas del futuro. Es lo que en el oriente llaman “la mente del mono”: pensamientos y pensamientos que van fluyendo incesantemente y que dan forma al ego, que aparentemente (sólo aparentemente) es nuestro presente, pero que realmente no lo es; es una percepción desfigurada de la realidad, basada en la actividad constante de nuestro pensamiento, anclado unas veces en el pasado y, otras, en el futuro. Si estamos dominados por el pasado, sufrimos estados depresivos; si es el futuro que nos domina, vivimos en un estado de ansiedad. El presente, el aquí y el ahora, es la clave para nuestra salud y estabilidad mental. Necesitamos un estado que nos libere de la constante actividad del cerebro. Llegar a este estado significa aprender a situarse por encima de estos condicionamientos. Con las técnicas del Mindfullness seguimos utilizando los pensamientos, pero de una manera diferente. Aprendemos a utilizarla de una forma más eficaz y práctica, y sobre todo, en un clima de quietud interior.

Un poco de historia.

Jon Kabat-Zinn

Las técnicas del Mindfullness aparecen en los años 70 a iniciativa del profesor de medicina de la universidad de Massachusetts Jon Kabat-Zinn, que inició un programa de reducción del estrés dirigido a enfermos crónicos. Este programa contenía elementos de meditación similares a las técnicas orientales, especialmente las budistas. A partir de esta experiencia, se han desarrollado multitud de programas de similares características, teniendo todas ellas en común la técnica de la meditación pura, sin tener en cuenta cualquier connotación religiosa o cultural. Las aplicaciones terapéuticas del Mindfulness han revelado provechosas tanto para pacientes con enfermedades como la depresión, el estrés, la ansiedad, los trastornos alimentarios, las adicciones, etc, como para personas que consideran que no tienen problemas, pero que quieren mejorar el funcionamiento de su sistema vital.

CHADE-Meng Tan

Es un ingeniero informático de la primera generación de empleados de Google; personaje divertido y creativo, quien en sus tarjetas pone “CHADE-Meng Tan, Individuo afable y alegre” y rubrica “algo que nadie puede negar”. Comenzó a hacer cursos de Mindfulness los empleados de Google, convencido de que la atención plena (la meditación) era el primer paso para conseguir la paz mundial. De momento, lo que ha conseguido es que millones de personas (dentro y fuera de Google) practiquen estas técnicas de meditación, convirtiendo el Mindfulness en un fenómeno mundial.

Vicente Simón

En nuestro país, el principal valedor de esta técnica-estilo de vida es el Dr. Vicente Simón, catedrático de la Universidad de Valencia. Después de una exitosa actividad científica en el estudio de la conducta humana, en los últimos 20 años se ha centrado en el beneficio de la meditación. Su carácter afable, y su lenguaje totalmente comprensible e intuitivo, han hecho que miles de personas hayan asistido a sus cursos.

  • meditación
  • Meditación del ahora
  • “De la respiración
  • Del pensamiento
  • Del cuerpo – escáner corporal
  • De las emociones
  • Auto-compasión Tonglen
  • Auto-compasión Metta

El objetivo es la práctica de la meditación guiada, profundizar en el saber estar con plenitud en nuestro presente, y aprender a reconocer las emociones y percepciones de nuestro cuerpo, tanto en relación con nosotros mismos como con nuestro entorno.

  • Reflexión

Espacio para adquirir y profundizar en nuevas habilidades, herramientas y hábitos como resultado de la observación y la experiencia que se crea en las sesiones. Aprender y comprender significativamente para permitir la transferencia del conocimiento adquirido a las diferentes situaciones de la vida.

  • Nutrición

Una buena, consciente y adecuada alimentación da la oportunidad de sentirse física y emocionalmente mejor. En la sociedad de hoy en día a menudo se come de manera automática, sin pensar en lo que se come ni en qué cantidades; muchas veces sin prestar atención, o haciendo otras cosas. Y así y todo, el modelo de alimentación constituye la parte central de nuestra vida. La nutrición, y la respiración, son los primeros instintos irrenunciables del ser vivo. En cada sesión haremos una pequeña comida, con el objetivo de profundizar en la satisfacción de la buena comida, y también identificar cuál es el momento de parar.

Resumiendo …

Aprender a ser conscientes de los principales actos de nuestra vida, como el cuidado de nuestro sistema de pensamiento, a través de la meditación, la reflexión y el placer de la alimentación.

 

Sesiones individuales, grupales, cursos  y talleres.

Precios y horarios: a determinar, según el caso.

 

Para informarse y apuntarse:

Tel: 931257868 / 646 04 03 07 (watsapp).

Mail: info@psipp.cat 

 

 

logopsipp-300x75